sábado, 15 de septiembre de 2012

Con una emotiva y solemne ceremonia se inauguró la exposición “Bombardeo de Gernika 75º aniversario”



 
El día viernes 7 de setiembre, se inauguró la exposición BOMBARDEO DE GERNIKA 75º ANIVERSARIO en la Sala Rímac de la Municipalidad Metropolitana de Lima.
Como se indicaba en la invitación, la exposición se está realizando con el auspicio de la Municipalidad Metropolitana de Lima y el Gobierno Vasco y la han llevado a efecto la Delegación del Gobierno Vasco en Perú y Chile y EUSKALETXEA DE LIMA.
Se inició el  acto inaugural con el Himno Nacional del Perú entonado por el Coro de Euskaletxea  de Lima. Luego hizo la presentación del acto el señor Pedro Pablo Alaiza de la Gerencia de Cultura de la Municipalidad Metropolitana de Lima quien saludó a la Delegada del Gobierno Vasco en Chile y Perú, al Presidente de Euskaletxea de Lima y destacó la presencia del Embajador de España D. Juan Carlos Sánchez Alonso y de Monseñor Miguel Irizar Obispo Emérito de Yurimaguas y el Callao.

A continuación, la Delegada del País Vasco en Chile y Perú, Ana María Urchueguía habló del significado de la muestra considerando a Gernika como un símbolo de la paz y de la libertad, por ello, la decisión del Gobierno Vasco de llevar la exposición a los distintos países donde funcionan casas vascas, teniendo en cuenta el hondo significado que tiene para el País Vasco y el mundo. Citó al lehendakari del Gobierno Vasco, Patxi López, sobre la importancia de la conmemoración, pues Gernika es un referente compartido que nos abre al mundo. Agradeció a la Municipalidad Metropolitana de Lima por haber acogido la muestra y a Euskaletxea de Lima por haber puesto todo su empeño en su realización.
La intervención de fondo estuvo a cargo de Jon Guarrochena, quien narró su experiencia personal y familiar, pues, estuvo presente el día del bombardeo. Era un niño de tres años que había acudido con su madre al tradicional lunes de mercado y también a ver a dos hermanas mayores que vivían en Gernika. Era el lunes 26 de abril de 1937 y a la Villa habían concurrido gentes de una veintena de caseríos a vender sus productos agrícolas y comprar lo necesario para sus casas. A pesar de que se sentía cerca el rumor de la guerra, ese lunes estaban en Gernika miles de pobladores, habitantes de la Villa o que habían acudido a la feria. Era un día claro, dice Jon, cuando a media tarde los Heinkel He 111 comenzaron a soltar sus bombas, luego los K-88 sembraron sus bombas explosivas e incendiarias. La tarde se tiñó de oscuridad y sangre. “Yo era ajeno a todo, pero sé que para mi amatxo fue terrible y no lo pudo olvidar en toda su vida.”  La destrucción fue de un setenta por ciento de la Villa. ¿Cuánta gente murió? Se preguntó Jon y respondió con las palabras del periodista inglés Steer, corresponsal de The Times “Para el pueblo de  Gernika no fue cuestión de cifras, sino el terror inconmensurable e infinito.” Durante su exposición, Jon Guarrochena estuvo visiblemente emocionado, siendo ovacionado por los asistentes.
A continuación hizo uso de la palabra la Regidora Luisa Martínez, Presidenta de la Comisión de Cultura de la Municipalidad Metropolitana de Lima que saludó especialmente a Jon Guarrochena indicando que se había sentido realmente impresionada con el relato, expresando su solidaridad con el pueblo de Gernika ante ese acontecimiento tan triste. Dio por inaugurada la exposición.
Finalmente el Coro de Euskaletxea de Lima entonó “Gernikako Arbola”, “Txoria Txori” y “Agur Jaunak”. Concluyó el acto con un vino de honor.

Galería de fotos:













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada