martes, 11 de diciembre de 2012

Numerosos socios de la EE de Lima se reunieron para celebrar el Día del Euskera y de San Francisco Javier


La Euskal Etxea de Lima, en Perú, se llenó de socios y amigos para celebrar el pasado 3 de diciembre el Día Internacional del Euskera y la festividad de San Francisco Javier. Raúl Noblecilla, presidente de la entidad, recordó que la Fiesta del euskera tiene lugar coincidiendo con el día de uno de los vascos más universales de la historia, el santo euskaldun que recorrió en sus misiones India, Malasia, Japón y China. La fiesta vasco-limeña contó con la actuación del coro de la entidad y terminó con una cena a la que asistieron numerosos socios.
Lima, Perú. El Centro Vasco Euskaletxea de Lima reunió a socios y amigos para un festejo por partida doble: el del Día Internacional del Euskera y la fiesta de San Francisco Javier. El acto tuvo lugar en la sede de la euskal etxea en el distrito de Miraflores de la ciudad de Lima.

La jornada comenzó con una intervención del presidente de la euskal etxea, Raúl Noblecilla, que recordó que en el Primer Congreso Mundial de Colectividades Vascas --que tuvo lugar en Vitoria-Gasteiz en el año 1995-- se acordó que las euskal etxeak celebraran cada 3 de diciembre como Día del Euskera. La fiesta fue propuesta en 1949 por Eusko Ikaskuntza, coincidiendo con la festividad de San Francisco Javier, misionero jesuita, compañero de San Ignacio de Loyola y, como éste, vasco, por lo que el día cobra una doble significación, expresó..
Noblecilla hizo una breve reseña de la vida de San Francisco Xabier, "desde su nacimiento el 7 de abril de 1506 en un pueblo cerca de Pamplona,  donde se levanta imponente el Castillo de Xabier, antigua fortaleza militar obligada a convertirse en casa solariega, hasta su fallecimiento cerca de Macao el 3 de diciembre de 1552", recuerdan desde el centro vasco limeño. También rememoró su encuentro en la Universidad de París con Ignacio de Loyola, la fundación en 1534 de la Compañía de Jesús; y su periplo misionero por la India portuguesa, Goa, el sur de la India, Ceilán, Malaca, el archipiélago Malayo, Japón y China. En Japón, luego de estudiar el japonés fundó una comunidad cristiana.
Intervención del presidente de Euskaletxea de Lima, Raúl Noblecilla 
Noblecilla recordó también a otro vasco universal, Pedro Arrupe, que "cuatrocientos años después desarrolló una intensa labor misionera en Japón, sufriendo las consecuencias  y, a su vez, asistiendo a las víctimas de la bomba atómica que destruyó Hiroshima".
El presidente de Euskaletxea se refirió después al euskera, destacando que "los estudiosos sitúan sus orígenes en el Paleolítico, y que no tiene antecedentes ni parentesco con las lenguas europeas". "Resistió el embate de cuanta invasión pasó por la península ibérica. Sin embargo, desde antiguo aceptó préstamos lingüísticos, especialmente latinos", declaró. "Por mucho tiempo se circunscribió a la comunidad familiar, en los caseríos. Considerado símbolo de la identidad vasca, el euskera fue reprimido durante la guerra civil y el régimen franquista".
Aspecto del salón del centro vasco donde tuvo lugar la cena 
El acto se completó con una exhibición del Coro de Euskaletxea de Lima, que interpretó diversas canciones en euskera, y concluyó con una cena de hermandad en la que se sirvieron platos de la gastronomía vasca.



San Francisco Xavier y el euskera.

En el Primer Congreso Mundial de Colectividades Vascas reunido en Vitoria-Gasteiz en el año 1995, se acordó declarar y celebrar cada 3 de diciembre como Día del Euskera. La fecha coincide con la festividad de San Francisco Xabier, misionero jesuita, compañero de San Ignacio de Loyola y, como éste, vasco. El día, por tanto, tiene una doble significación.

San Francisco Xabier, nació el 7 de abril de 1506 en un pueblo cerca de Pamplona, Navarra, donde se levanta imponente el Castillo de Xabier, antigua fortaleza militar obligada a convertirse en casa solariega. Parada obligada de turistas y viajeros, y en mi caso, formado por los jesuitas en Lima, sitio, al igual que Loyola, de emocionado reencuentro.

En 1529 se encuentra el joven Francisco Xabier estudiando en la Universidad de París, donde conoce y traba profunda amistad con otro vasco ilustre y universal, Ignacio de Loyola.   Identificado con éste en ideales y sensibilidad ante una Europa conmocionada por la reforma protestante, las divisiones y las guerras, lo acompaña en 1534 en la fundación de la Compañía de Jesús. Viajan a Roma a expresar su obediencia total al Papa, característica de singular importancia en la compañía, ordenándose de sacerdote en 1537.

La compañía de Jesús había nacido bajo la inspiración de Ignacio, con la decisión de ser baluarte en la defensa de la religión, soldados de Jesús, como se expresa tan significativamente en la conocida Marcha de San Ignacio. La lucha por la fe lleva a Francisco Xavier a optar por el camino de las misiones. Viaja a la India portuguesa  en 1542, predicando en Goa, el sur de la India y Ceilán. Luego pasó  a Malaca y recorrió el archipiélago Malayo, fundando en todos éstos lugares comunidades cristianas y convirtiendo a la religión católica a muchos de sus habitantes.

En 1547 pasó al Japón, donde luego de estudiar el japonés fundó una comunidad cristiana. Cuatrocientos años después, otro jesuita vasco, universal como ellos, Pedro Arrupe, desarrolló una intensa labor misionera en Japón, sufriendo las consecuencias, y a su vez asistiendo a las víctimas de la bomba atómica que destruyó  Hiroshima.

En 1552 decidió partir a la China, acompañando a una embajada portuguesa ante el Emperador, misión diplomática que no logró su cometido pues dio por finalizada su labor en Malaca. No obstante, Francisco Xavier decidió continuar el viaje sólo y llegó hasta cerca de Macao, pero no logró entrar al continente: lo sorprendió la muerte el 03 de diciembre, conservándose sus restos en Goa.

Por su labor misionera, además de ser canonizado en 1622, es reconocido como Apóstol de las Indias, Patrón del Oriente, Patrón de la Fe, Patrón de las Misiones y, ahora,  Patrón del Euskera.

El Euskera, eusquera, euskara, vascuence, es la Lengua ancestral del País Vasco, Navarra y las provincias de la montaña. Su antigüedad no está establecida, pero estudiosos la sitúan en el paleolítico. No tiene antecedentes ni parentesco con las lenguas europeas. Algunos lingüistas, sin embargo, le encuentran características aglutinantes como en algunas lenguas o dialectos lapones y caucásicos. Resistió el embate de cuanta invasión pasó por la península ibérica. Sin embargo, desde antiguo aceptó préstamos lingüísticos, especialmente latinos, desde el siglo primero antes de Cristo.
Por mucho tiempo se circunscribió a la comunidad familiar, en los caseríos. Considerado símbolo de la identidad vasca, el euskera fue reprimido durante la guerra civil y el régimen franquista. Con el advenimiento de la democracia ha recuperado y extendido su influencia y vigencia. Es lengua oficial  del París Vasco, reconocida por el estado español..

Desde el año 1918 existe la Real Academia de la Lengua Vasca o Euskaltzaindia, encargada de unificar en el “batua” los distintos dialectos vascos así como de normalizar la ortografía, el léxico, la declinación y el verbo. Su enseñanza en el País Vasco es hoy día obligatoria en la educación primaria y secundaria. La tendencia en el País Vasco es hacia el bilingüismo, considerada una de las formas más eficaces de lograr su perdurabilidad.

La designación del 3 de diciembre como día del Euskera, coincidente con la de San Francisco Xavier, puede tener muchas y diversas interpretaciones. Rescatemos sólo una: San Francisco Xavier, como San Ignacio de Loyola, Patrono de Euskadi, tiene una dimensión universal, más allá de los confines de Euskalherria, más allá de los confines de Europa, más allá de la historia. Son personalidades que pertenecen a la humanidad, con presencia vigorosa y trascendente hasta nuestros días. Sin embargo, nunca dejaron de ser vascos. Por ello, se les reconoce como vascos universales.

El euskera, lengua ancestral, nativa, del paleolítico, resistente a las invasiones y a las persecuciones, pero permeable a los préstamos lingüísticos, tiene la energía, fortaleza, capacidad de comunicación y voluntad San Francisco Xavier.

Raúl Noblecilla

domingo, 30 de septiembre de 2012

Discurso de Jon Guarrotxena en la inauguración de la exposición "Bombardeo de Gernika - 75 aniversario"


Sra. Susana Villarán de la Puente, Alcaldesa Metropolitana de Lima

Sra. Ana María Urchueguía, Delegada del Gobierno Vasco para Chile y Perú

Sr. Dr. Raúl Noblecilla, Presidente de Euskaletxea de Lima

Mons. Miguel Irízar, Obispo de Yurimaguas y Callao durante muchos años

Sres. Invitados y amigos todos

 

La Villa de Gernika, a diez kilómetros del mar cantábrico, se asienta en el valle de Urdaibai, a la vera del río Oka que, en las mareas altas, trae agua salobre hasta la población. Sin embargo, Gernika no tiene tradición pesquera y vive del comercio y pequeñas industrias. Todo su entorno, de verdes colinas, está sembrado de caseríos o poblados de unos 500 a 700 habitantes, entre ellos está mi Errigoiti natal. En el censo de 1930, Gernika contaba con 5,229 habitantes. La Villa Foral, conserva una bella Casa de Juntas, donde desde antiguo, y bajo el árbol sagrado del roble, juraban los reyes respetar las libertades del pueblo vasco. En este mismo lugar, José Antonio de Aguirre fue elegido presidente de los vascos, con la tácita aceptación de monárquicos y republicanos prestó juramento de su cargo, bajo el roble sagrado, el 7 de octubre de 1936, como Lehendakari de Euskadi, País Vasco Autónomo, y…. la guerra ya se sentía muy cerca.

Precisamente, en diciembre del mismo año, la Legión Cóndor había recibido del comando supremo franquista la instrucción de bombardear “masas humanas para convulsionar la moral de las fuerzas enemigas” y así, el 31 de marzo de 1937, un intenso bombardeo al pueblo de Durango, a 25 km. De Gernika, dejó 330 muertos.

Las gentes de una veintena de caseríos que rodean Gernika solían bajar a la villa los días lunes para vender sus productos agrícolas, aún hoy siguen haciéndolo, ya que, con la utilidad que percibían, podían adquirir lo necesario para la casa. Ello daba a la villa un movimiento comercial importante y, desde distintos puntos del país vasco venían compradores y vendedores; esta es la imagen del Gernika de entonces.

A pesar de que se sentía muy cercano el rumor de la guerra las usanzas seguían siendo las mismas. El lunes 26 de abril de 1937, como era usual, llegaron a la plaza las campesinas de la zona a vender sus productos. Era un día claro y tranquilo de primavera, pero a eso de las 14.45, se escuchó el ruido ensordecedor de los aviones Heinkel He 111, que comenzaron a tirar sus bombas sobre la población civil, la que se encontraba completamente indefensa, y que casi duplicaba los 5,000 habitantes, debido a los refugiados que llegaban huyendo de los frentes del este y a los comerciantes venidos al mercadeo. Seguidamente, los K 88 sembraron sus bombas explosivas e incendiarias, y ametrallaban a la población que corría desorientada. La tarde se tiñó de oscuridad y sangre, pero el bombardeo no cesó hasta las 19.30 horas, con ligeras intermitencias. Total, la descarga fue de toneladas de bombas que destruyeron el 70% de las casas del poblado, aunque muchas de las bombas cayeran en la campiña.

Ese lunes estuve en Gernika, tenía tres años y, probablemente mi madre, ante mis lloros, consintió en llevarme a visitar a mis dos hermanas mayores, Kollestine y Maritxu, de 21 y 18 años. La mayor trabajaba con Conde Arana y Maritxu en el colegio de las Carmelitas, ayudaba y estudiaba. Terminadas sus compra- ventas y, después de despedir a las hijas, mi madre salió camino a su casa con sus primas y su niño. Yo viajaba en una de las canastas del burro, transporte usual en el medio. Estando a mitad de la colina de Aizerrota, escucharon el rugido de los aviones y vieron como comenzaba el bombardeo. Yo era ajeno a todo, pero ahora sé que para mi amatxu, debió ser terriblemente angustiante e imborrable el espectáculo que, desde la colina observaba con incredulidad. Aquellas imágenes y aquel momento no los pudo olvidar durante todo el resto de su vida que fue bastante corta. Sus dos hijas salieron ilesas. Mi hermana Maritxu, pese a sus 93 años, recuerda con lucidez aquel trágico lunes.

El jefe de la legión Cóndor escribió con gran cinismo, en su reporte del día subsiguiente: “Guernica, ciudad de 5,000 habitantes, ha sido literalmente arrasada. El ataque se realizó con bombas de 250 kilos y bombas incendiarias… aún se ven los hoyos de las  bombas en las calles, realmente fantástico” ¿Cuánta gente murió en Gernika, la respuesta correcta nos da Steer, corresponsal inglés de The Times: “Para el pueblo de Gernika no fue cuestión de cifras, sino el terror inconmensurable e infinito”

En los meses que siguieron a la guerra, la situación de los refugiados fue inhumana, estaban sin patria y sin pan. José Antonio de Aguirre, presidente de Euskadi, recorrió países buscando voluntades para acogerlos, también llegó al Perú, donde el gobierno de Benavides autorizó el arribo de un barco con refugiados procedente de Francia, pero antes de llegar al Callao hubo elecciones y cambio de gobierno; Prado Ugarteche, ante la arremetida de la prensa, que alegaba que los exiliados eran comunistas, revocó la autorización.

Hoy conmemorando los 75 años de aquella tragedia, y como un homenaje a todos los que sufrieron la barbarie, decidámonos a poner todos nuestros esfuerzos al servicio de una paz digna, equitativa, justa, sin desfallecer por las contrariedades, esa debe ser nuestra misión. Otra razón que tambiéndebe impulsarnos por este camino es la celebración de los 400 años de la fundación de La Ilustre Hermandad de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima.

El historiador Lohmann Villena, expresa así su admiración por esta hermandad: “Espíritu de fraternidad regional que anidaba en el ánimo del nutrido contingente de vascongados con residencia en esta capital del Virreinato peruano”. El próximo domingo 9 de setiembre se celebra la fiesta de la Virgen de Arantzazu, nos reuniremos en San Francisco de Lima, sede de la ilustre cofradía. Monseñor Miguel Irizar, obispo emérito de Yurimaguas y Callao, presidirá la Misa a las 11 del día, están cordialmente invitados, pues una oración juntos y compartida, nos hará bien a todos.

Como muestra de su amor e integración a este país de acogida; podemos observar la huella del paso de los vascos y de sus hijos por toda Lima. Tres hijos de vascongados: Hipólito Unanue, José Javier Baquíjano y José María de Egaña, fueron forjadores del sentimiento patriótico de la nación peruana; fundando en1787, la “Academia Filarmónica”, luego la “Sociedad Amantes del País”, a imitación de la Real Sociedad Vascongada de amigos del País; a continuación, el “Mercurio Peruano”, medio difusor de sus ideales.

Otro vasco, Matías Maestro Alegría, nos dejó las torres de la Catedral, el Cementerio General, la Academia de Medicina de San Fernando y muchas otras aportaciones artísticas, entre ellas el Retablo Mayor de San Francisco.

Sebastián de Antuñano, de Balmaceda, fue el iniciador y promotor de la Procesión del Señor de los Milagros, de tanto arraigo en Lima y Perú.

Alvaro de Ibarra y Merodio, cuyos padres eran de Berriatua, Bizkaia, fue Capitán General Interino a la muerte del Virrey Lemos. Por ello, se le considera el primer peruano que gobernó su patria. 

Para concluir, muy cerca de aquí, en el Palacio de Osambela, San Martín celebró la proclama de la independencia y con la donación de esteilustre navarro, pudo nuestro Libertador, fundar la Biblioteca Nacional y,prosiguiendo con el tema patriótico, José Bernardo Alcedo Larraín y José de la Torre Ugarte, nos dejaron la música y la letra de nuestro Himno Nacional.
 

Aquí, donde tantos vascongados encontraron una patria nueva, resulta realmente apropiado realizar esta pequeña exposición del recuerdo del dolor del pueblo vasco, que nos trae un mensaje actual y evidente: “La violencia destruye y causa dolor”.

Eskerrak gaur gurekinbilduzaretenguztiori.

Gracias por acompañarnos en este día. GoraGernika. Viva el Perú.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Con una emotiva y solemne ceremonia se inauguró la exposición “Bombardeo de Gernika 75º aniversario”



 
El día viernes 7 de setiembre, se inauguró la exposición BOMBARDEO DE GERNIKA 75º ANIVERSARIO en la Sala Rímac de la Municipalidad Metropolitana de Lima.
Como se indicaba en la invitación, la exposición se está realizando con el auspicio de la Municipalidad Metropolitana de Lima y el Gobierno Vasco y la han llevado a efecto la Delegación del Gobierno Vasco en Perú y Chile y EUSKALETXEA DE LIMA.
Se inició el  acto inaugural con el Himno Nacional del Perú entonado por el Coro de Euskaletxea  de Lima. Luego hizo la presentación del acto el señor Pedro Pablo Alaiza de la Gerencia de Cultura de la Municipalidad Metropolitana de Lima quien saludó a la Delegada del Gobierno Vasco en Chile y Perú, al Presidente de Euskaletxea de Lima y destacó la presencia del Embajador de España D. Juan Carlos Sánchez Alonso y de Monseñor Miguel Irizar Obispo Emérito de Yurimaguas y el Callao.

A continuación, la Delegada del País Vasco en Chile y Perú, Ana María Urchueguía habló del significado de la muestra considerando a Gernika como un símbolo de la paz y de la libertad, por ello, la decisión del Gobierno Vasco de llevar la exposición a los distintos países donde funcionan casas vascas, teniendo en cuenta el hondo significado que tiene para el País Vasco y el mundo. Citó al lehendakari del Gobierno Vasco, Patxi López, sobre la importancia de la conmemoración, pues Gernika es un referente compartido que nos abre al mundo. Agradeció a la Municipalidad Metropolitana de Lima por haber acogido la muestra y a Euskaletxea de Lima por haber puesto todo su empeño en su realización.
La intervención de fondo estuvo a cargo de Jon Guarrochena, quien narró su experiencia personal y familiar, pues, estuvo presente el día del bombardeo. Era un niño de tres años que había acudido con su madre al tradicional lunes de mercado y también a ver a dos hermanas mayores que vivían en Gernika. Era el lunes 26 de abril de 1937 y a la Villa habían concurrido gentes de una veintena de caseríos a vender sus productos agrícolas y comprar lo necesario para sus casas. A pesar de que se sentía cerca el rumor de la guerra, ese lunes estaban en Gernika miles de pobladores, habitantes de la Villa o que habían acudido a la feria. Era un día claro, dice Jon, cuando a media tarde los Heinkel He 111 comenzaron a soltar sus bombas, luego los K-88 sembraron sus bombas explosivas e incendiarias. La tarde se tiñó de oscuridad y sangre. “Yo era ajeno a todo, pero sé que para mi amatxo fue terrible y no lo pudo olvidar en toda su vida.”  La destrucción fue de un setenta por ciento de la Villa. ¿Cuánta gente murió? Se preguntó Jon y respondió con las palabras del periodista inglés Steer, corresponsal de The Times “Para el pueblo de  Gernika no fue cuestión de cifras, sino el terror inconmensurable e infinito.” Durante su exposición, Jon Guarrochena estuvo visiblemente emocionado, siendo ovacionado por los asistentes.
A continuación hizo uso de la palabra la Regidora Luisa Martínez, Presidenta de la Comisión de Cultura de la Municipalidad Metropolitana de Lima que saludó especialmente a Jon Guarrochena indicando que se había sentido realmente impresionada con el relato, expresando su solidaridad con el pueblo de Gernika ante ese acontecimiento tan triste. Dio por inaugurada la exposición.
Finalmente el Coro de Euskaletxea de Lima entonó “Gernikako Arbola”, “Txoria Txori” y “Agur Jaunak”. Concluyó el acto con un vino de honor.

Galería de fotos:













miércoles, 1 de agosto de 2012

La viuda e hijo del presidente de la euskal etxea de Lima visitan Lehendakaritza

Martha de Ortúzar y Víctor Ortúzar, viuda e hijo del presidente de la euskal etxea de Lima, han visitado hoy Lehendakaritza, donde han sido recibidos por el Secretario General de Acción Exterior, Guillermo Echenique, y el equipo de la Dirección para los Ciudadanos y Colectividades Vascas en el Exterior. Allí se les ha hecho entrega de dos libros conmemorativos, uno para Martha de Ortúzar y su hijo y el otro para la euskal etxea de Lima.

Los ejemplares llevan una dedicatoria de puño y letra del Lehendakari Patxi López, en la que muestra sus condolencias y agradecimiento, ya que Víctor Ortúzar fue presidente de la euskal etxea de Lima durante muchos años y participó en las cuatro primeras ediciones del Congreso Mundial de Colectividades Vascas.

Víctor Ortúzar fallecía en Lima a principios de noviembre del año pasado, precisamente cuando en el Palacio Kursaal de Donostia-San Sebastián arrancaba el Quinto Congreso Mundial de Colectividades Vascas. La noticia de su muerte causó gran pesar en el Quinto Congreso, donde se le rindió un sentido homenaje.

Martha de Ortúzar y su hijo han viajado a Euskadi desde Perú para depositar las cenizas de Víctor Ortúzar en Zierbena, localidad donde pasó su infancia y juventud.

lunes, 30 de julio de 2012

Euskaletxea de Lima homenajeó a la dupla López-Lombardi, campeona de Mus en el Torneo Mercomus 2012

EuskalKultura.com informó oportunamente de la celebración en Santiago de Chile del Torneo Mercomus 2012, que ganó la pareja compuesta por José Luis López y Carlos Lombardi, de Euskal Etxea de Lima. Debido a obligaciones profesionales del duplo campeón, el homenaje y celebración de esta victoria en el propio centro de la capital peruana hubo de demorarse hasta junio, en que las dos parejas peruanas participantes, López-Lombardi y Olalla-López, compartieron una calurosa acogida con el resto de integrantes de la euskal etxea, contando los pormenores de su participación en el torneo. Por otro lado, Euskal Etxea de Lima anuncia para septiembre el Campeonato Abierto de Mus del centro, así como la celebración en 2013 en Lima del torneo Mercomus, para lo que en breve procederá a designar una comisión organizadora.



Lima, Perú. Desde el centro vasco de la capital peruana recuerdan con orgullo que "nuestros muslaris José Luis López y Carlos Lombardi resultaron campeones en Santiago y que Eliseo Olalla con Eugenio López terminaron en el quinto puesto". "Sin embargo, también es necesario destacar, además del gran desempeño de José Luis y Carlos, la labor realizada en la competición chilena por Eliseo y Eugenio, que facilitó además el triunfo de sus compañeros, al vencer éstos en la última partida a la pareja conformada por Juan Carlos Lagos y Juan Mendiburu, que eran los rivales directos para el primer puesto", señalan a EuskalKultura.com.
Pasado el tiempo, "debido a las obligaciones empresariales que tiene Carlos Lombardi en Chile, el merecido homenaje en Euskal Etxea de Lima recién se pudo efectuar el jueves 14 de junio, con cena especial incluida. Nuestros muslaris fueron muy aplaudidos por los socios y amigos del centro, a quienes narraron sus experiencias en el campeonato, recibiendo una cálida acogida tanto de los organizadores como de los asistentes".
Recordemos que el campeonato de mus denominado Mercomus 2012, organizado por Eusko Etxea de Santiago de Chile coincidiendo con el centenario de su fundación, se realizó en la capital chilena entre el 28 y el 31 de marzo pasados. Participaron equipos de Argentina (2), Chile (3), Perú (2) y Uruguay (2), alzándose con la txapela de vencedores el duplo compuesto por José Luis López y Carlos Lombardi, de Euskal Etxea de Lima.
Desde la asociación vasca limeña explican que "el juego de mus ha calado hondo en nuestra euskaletxea, con más participantes y otros aprendices  que están siendo adiestrados por Juanjo Meneses Berasategui, asimismo gran jugador de mus. Preparamos ya para el mes de setiembre el Campeonato Abierto, que esperamos sea un éxito", al tiempo que evalúan, de otro lado, la realización de la siguiente edición, en 2013, del campeonato Mercomus, esta vez en Lima, para lo cual se va a designar en breve una comisión organizadora.

Euskaletxea de Lima celebró el Aberri Eguna con una misa oficiada por Monseñor Irizar y cánticos en euskera

'Continuar y crecer' fue el lema y el compromiso con el que el Centro Vasco de Lima, en Perú, celebró el pasado 22 de abril el Aberri Eguna o Día de la Patria Vasca. La fiesta comenzó con una misa, oficiada por Monseñor Miguel Irizar, recién jubilado como Obispo de Callao tras dos décadas de servicio; y siguió con un concurrido almuerzo en la sede de la Euskal Etxea. Raúl Noblecilla, presidente de la entidad, agradeció la presencia e incorporación de jóvenes generaciones, que tomarán el relevo del compromiso con las raíces vascas y la continuidad del centro.



Lima, Perú. La Euskal Etxea de Lima celebró el Aberri Eguna 2012 el pasado 22 de abril, con una misa solemne oficiada por Monseñor Miguel Irizar en la Basílica de la Virgen del Pilar y una comida. Durante la misa, el coro del centro interpretó diversas varias canciones, tanto en euskera como en castellano. 
"Monseñor Miguel Irizar, que acaba jubilarse como Obispo del  Callao, ofició la misa y en la homilía se refirió al significado de la fiesta", explican fuentes de la euskal etxea. "Saludó a la nueva directiva de Euskaletxea de Lima, presidida por Raúl Noblecilla, e hizo el recuerdo de Víctor Ortúzar, presidente de la Casa recientemente fallecido". Al final, el propio Monseñor Irizar se unió al coro para entonar el "Agur Jaunak". 
La jornada continuó en el local de la euskal etxea, con un animado almuerzo, en el que el plato más aplaudido fue el marmitako. "Euskaletxea de Lima celebra el Aberri Eguna desde hace 26 años", cuenta orgulloso Raúl Noblecilla. "El primer año bajo la presidencia de un entrañable y muy querido amigo, Pedro Aramburu y el año pasado bajo la presidencia de otro entrañable y también muy querido amigo, Víctor Ortúzar".


Si bien en el País Vasco se celebra el Domingo de Pascua de Resurrección,  en Lima y otras ciudades de América se celebra en las semanas siguientes por coincidir con la semana santa  que muchos utilizan para salir fuera de la ciudad. La celebración en Lima se realizó el Domingo 22 de abril.
"Esta fiesta del recuerdo ha sido también la de la reafirmación y la incorporación de jóvenes que deberán tomar la posta bajo el compromiso y lema: ¡continuar y crecer!", asegura Noblecilla.


3 de Diciembre: Día de San Francisco Xavier y del Euskera



Euskadi y las colectividades vascas del exterior celebran el 3 de diciembre como Día de Euskera. La fecha coincide con la festividad de San Francisco Xabier, misionero jesuita, compañero de San Ignacio de Loyola y, como éste, vasco. El día, por tanto, tiene una doble significación.

SAN FRANCISCO XABIER, nació el 7 de abril de 1506 en un pueblo cerca de Pamplona, Navarra, donde se levanta imponente el Castillo de Xabier, antigua fortaleza militar obligada a convertirse en casa solariega. Parada obligada de turistas,  viajeros y devotos.

En 1529 se encuentra el joven Francisco Xabier estudiando en la Universidad de París, donde conoce y traba profunda amistad con otro vasco ilustre y universal, Ignacio de Loyola. Identificado con éste en ideales y sensibilidad ante una Europa conmocionada por la reforma protestante, las divisiones y las guerras, lo acompaña en 1534 en la fundación de la Compañía de Jesús. Viajan a Roma a expresar su obediencia total al Papa, característica de singular importancia en la compañía, ordenándose de sacerdote en 1537.

La compañía de Jesús había nacido bajo la inspiración de Ignacio, con la decisión de ser baluarte en la defensa de la religión, soldados de Jesús, como se expresa tan significativamente en la conocida Marcha de San Ignacio. La lucha por la fe lleva a Francisco Xavier a optar por el camino de las misiones. Viaja a la India portuguesa  en 1542, predicando en Goa, el sur de la India y Ceilán. Luego pasó  a Malaca y recorrió el archipiélago Malayo, fundando en todos éstos lugares comunidades cristianas y convirtiendo a la religión católica a muchos de sus habitantes.

En 1547 pasó al Japón, donde luego de estudiar el japonés fundó una comunidad cristiana. Cuatrocientos años después, otro jesuita vasco, universal como ellos, Pedro Arrupe, desarrolló una intensa labor misionera en Japón, sufriendo las consecuencias, y a su vez asistiendo a las víctimas de la bomba atómica de Hiroshima.

En 1552 Francisco Xavier decidió partir a la China, acompañando a una embajada portuguesa ante el Emperador, misión diplomática que no logró su cometido pues dio por finalizada su labor en Malaca. No obstante, Francisco Xavier continuó el viaje sólo y llegó hasta cerca de Macao, pero no logró entrar al continente: lo sorprendió la muerte el 03 de diciembre, conservándose sus restos en Goa.

Por su labor misionera, además de ser canonizado en 1622, es reconocido como Apóstol de las Indias, Patrón del Oriente, Patrón de la Fe, Patrón de las Misiones, y ahora Patrón del Euskera.

San Francisco Xavier era políglota.  Pero reconocía  el vascuence como su  lengua materna.  En Navarra se hablaba el castellano en el sur y el vasco en el norte, especialmente en las montañas y en los valles  del Roncal y Baztan. Su madre era originaria de Baztan, su padre de Baja Navarra, con parientes en Lezaun, todos sitios de habla vasca. La servidumbre del castillo y los pastores de las cercanías hablaban vascuence. Por ello desde niño estuvo familiarizado con el euskera. En su estupenda obra “Francisco de Xavier, un jesuita euskaldum del Viejo Reyno” Iñigo Indart señala que Francisco Xavier “murió rezando en euskera las oraciones aprendidas de niño
EL EUSKERA, eusquera, euskara, vascuence, vasco,  es la lengua ancestral del País Vasco, Navarra y las provincias de la montaña. Su antigüedad no está establecida, pero estudiosos la sitúan en el paleolítico. No tiene antecedentes ni parentesco con las lenguas europeas. Algunos lingüistas, sin embargo, le encuentran características aglutinantes como en algunas lenguas o dialectos lapones y caucásicos. Resistió el embate de cuanta invasión pasó por la península ibérica. Sin embargo, desde antiguo aceptó préstamos lingüísticos, especialmente latinos.

Por mucho tiempo se circunscribió a la comunidad familiar, en los caseríos. Considerado símbolo de la identidad vasca, el euskera fue reprimido durante la guerra civil española y el régimen franquista. Con el advenimiento de la democracia ha recuperado y extendido su influencia y vigencia. Es lengua oficial del estado español y, por cierto, del País Vasco.

En la cuarta encuesta socio lingüística de Eusko Jaurlaritza (2006)  se consideraba que en el País Vasco el 31.1% de los mayores de 16 años eran totalmente bilingües, es decir,  con dominio del euskera y castellano y el 18.3 bilingües pasivos, que entendían el euskera. En la población menor de 16 años el dominio del euskera supera  las dos terceras partes. . La tendencia en el País Vasco es hacia el bilingüismo, considerada una de las formas más eficaces de lograr la perdurabilidad del euskera.

Desde el año 1918 existe la Real Academia de la Lengua Vasca o Euskaltzaindia, encargada de unificar en el “batua” los distintos dialectos vascos así como de normalizar la ortografía, el léxico, la declinación y el verbo. Su enseñanza en el País Vasco es hoy día obligatoria en la educación primaria y secundaria.

La designación del 3 de diciembre como día del Euskera, coincidente con la de San Francisco Xavier, tiene muchas y diversas interpretaciones. Rescatemos  una: San Francisco Xavier, como San Ignacio de Loyola, Patrono de Euskadi, ambos euskaldunes, tiene una dimensión universal, más allá de los confines de Euskalherria, más allá de los confines de Europa, más allá de la historia. Son personalidades que pertenecen a la humanidad, con presencia vigorosa y trascendente hasta nuestros días. Sin embargo, nunca dejaron de ser vascos. Por ello, se les reconoce como vascos universales.

El euskera, lengua ancestral, nativa, del paleolítico, resistente a las invasiones y a las persecuciones, pero permeable a los préstamos lingüísticos, tiene la energía, fortaleza, capacidad de comunicación y voluntad misionera de San Francisco Xavier.

Raúl Noblecilla

Bernardo O’Higgins el héroe olvidado por el Perú



A fines del pasado mes de octubre, César Gatica, funcionario diplomático de la Embajada de Chile en este país, publicó el texto “Semblanza del General Don Bernardo O’Higgins Riquelme”, primera obra que sobre el héroe se edita en el Perú y cuyo esquemático y breve contenido está destinado a resaltar las sobresalientes acciones que O’Higgins desarrolló a lo largo de su vida y especialmente sus actividades en beneficio del Perú y su libertad.

Bernardo O’Higgins Riquelme, el Libertador de Chile, siempre tuvo una muy estrecha y cálida vinculación con el Perú. En su infancia su padre, el Gobernador de Chile y posteriormente Virrey del Perú, Ambrosio O’Higgins, lo envió a estudiar a Lima al Colegio Carolino, bajo la tutoría de su amigo Ignacio Blake. En ese periodo compartió aulas con diversos representantes de la aristocracia limeña, entre ellos con José Bernardo de Torre Tagle.


Permaneció en esta ciudad desde 1790 a 1794, cuando tenía entre 12 y 16 años. Después su progenitor lo mandó a estudiar a Europa (Cádiz y Londres) donde permaneció hasta 1802.


Si bien don Ambrosio nunca lo reconoció legalmente, al menos lo sustentó materialmente, le proporcionó una educación de nivel excepcional y a su muerte, acaecida en 1801, le heredó la hacienda Las Canteras cerca Los Ángeles. Chile, lo cual le permitió asimilarse a la clase social más alta de su país natal, la que, no obstante, siempre lo rechazó por su origen ilegítimo, llamándolo despectivamente el “huacho” Riquelme.


Luego de alcanzada la independencia de Argentina y de Chile en 1818, convencido junto a su amigo José de San Martín, que para consolidar la libertad continental era indispensable destruir el poderío militar y político del Virreinato del Perú, financió con fondos chilenos, la Expedición Libertadora, la cual encabezó el propio San Martín en 1821, empresa militar con la que se dio inicio al proceso independentista que culminó con la batalla de Ayacucho en 1825.


El ingente gasto que significó el financiamiento de dicha expedición, contribuyó de manera importante a la desestabilización del gobierno de O’Higgins. La falencia en las arcas fiscales influyó para que su eterna enemiga, la aristocracia chilena, lo presionara hasta obligarlo a abdicar a su cargo de Director Supremo en 1823.


Se exilió en el Perú, país que lo acogió con afecto y generosidad. Dos años antes el gobierno de esta nación le había obsequiado las haciendas de Montalván y Cuiva, en Cañete, las que luego de él salvarlas de la quiebra y tecnificarlas, le permitió tener una vida holgada en este país. De ello Don Bernardo siempre estuvo agradecido. En una carta dirigida a los peruanos en 1842, escrita cuando intentaba retornar a Chile, viaje que ese mismo año frustró su muerte, expresó: “Debo al Perú una deuda que la vida más larga no bastaría a recompensarla, pero que sea larga o breve, no perderá jamás oportunidad alguna de satisfacerla en cuanto me sea posible”.


O´Higgins, en verdad es la única figura destacada de la historia chileno peruana que une fraternalmente al Perú y a Chile. Entre otras de sus actuaciones en pos de la paz y la concordia, destaca su férrea oposición a la guerra contra la confederación Perú Boliviana.
Por su heroicidad y trascendente trayectoria, el Gobierno de Chile restauró en 2008 la casa que él habitó en el Jirón de la Unión  y creó allí mismo un pequeño museo para difundir su obra en pro de los dos países y para recobrar en la memoria de los peruanos su figura y los fuertes lazos que lo unieron a este país.


De hecho, su único hijo, Demetrio, quien llegó a Lima a la edad de cinco años, fue diputado por Cañete, miembro de la Masonería peruana y dejó descendencia solo en el Perú.


Engendró a sus hijas Antonia Isabel y Carmen Demetria con las señoras Dominga Davis (1856) y Carmen Ruiz Calero (1867), respectivamente. Habría también concebido, con la señora Matea Girao, un hijo llamado Belisario cuyos descendientes preservaron el apellido O'Higgins en la región de Cañete, este hecho requiere de ser corroborado por los respectivos estudios científicos.

Ordizia y Callao se hermanaron durante la visita del alcalde ordiziarra a Perú en el aniversario de Urdaneta


El Alcalde de Ordizia, Jose Miguel Santamaría, volvía recientemente de un viaje a Perú y México, con motivo de los actos del aniversario del nacimiento de Andrés de Urdaneta, el navegante ordiziarra que descubrió la ruta entre Asia y América en el siglo XVI. El viaje de Santamaría ha servido para afianzar la relación entre Ordizia y los países americanos involucrados en la celebración del V centenario de Urdaneta. La visita comenzó en Callao, Perú, donde Santamaría participó en el hermanamiento entre esta ciudad y la villa guipuzcoana en la que nació el navegante vasco.




 La conmemoración de los 500 años de Urdaneta registró su momento álgido en Perú, los días 13 y 14 de noviembre, con actividades en las que participó una delegación de la localidad natal del navegante, encabezada por el alcalde ordiziarra José Miguel Santamaría. Los primeros actos se celebraron en la ciudad del Callao, primer puerto del país, con la inauguración del Parque Andrés de Urdaneta junto a la Fortaleza del Real Felipe, monumento histórico protegido. 'En la inauguración del parque se escucharon las notas del Himno de Euskadi y flameó la Ikurriña', señala a EuskalKultura.com Raúl Noblecilla, vicepresidente de la Euskal Etxea de Perú y coordinador de los actos en Lima-Callao.


La bendición estuvo a cargo del vasco Monseñor Miguel Irizar, Obispo del Callao, nacido en Ormaiztegi, quien hizo alusión a su estrecho vínculo con Ordizia. A continuación tomaron la palabra el alcalde del Callao, Félix Moreno, y su par ordiziarra, José Miguel Santamaría, quienes se refirieron al inicio de una relación fecunda para sus pueblos y resaltaron la importancia de Andrés de Urdaneta. El marino vasco resultó, de hecho, determinante en el comercio entre Asia y América con su descubrimiento del Tornaviaje, ruta marina entre ambos continentes.


Hermanamiento entre Ordizia y El Callao


Tras ello, la concurrencia, en la que participaron altos dignatarios y autoridades de la ciudad del Callao y miembros de la colectividad vasca, se dirigió a la Plaza Miguel Grau, la plaza principal de la ciudad del Callao. Allí se develó una placa de homenaje a los 500 años de Urdaneta frente a la rada del puerto, colocándose diversas ofrendas florales.


Finalizada la ofrenda, los asistentes se dirigieron al Museo Naval, donde se firmó el acuerdo de hermanamiento entre las ciudades de Ordizia y el Callao. El alcalde del Callao condecoró al alcalde de Ordizia con la Gran Cruz, máxima condecoración del municipio, y a su vez, el mandatario ordiziarra entregó a su par un cuadro artístico de la ciudad guipuzcoana. Finalmente el alcalde del Callao ofreció un pisco, bebida típica peruana, de honor.


En el palacio de los Isasaga


Al día siguiente, viernes 14 de noviembre, el embajador Gonzalo Gutiérrez, Viceministro y Secretario General de Relaciones Exteriores del Perú, ofreció un acto de recepción al alcalde de Ordizia y a la delegación, que se celebró en los salones de la Cancillería. 'Se da la circunstancia de que ese palacio lo erigió la familia Isasaga Muxika y Gebara, del marquesado de Torre Tagle, oriunda de la casa Torrea de Ordizia. En el palacio limeño se conservan varios retratos de la familia y en casi todos hay inscripciones en las que se hace referencia a los orígenes de la familia en la villa de Villafranca [de Ordizia]', explicó Santamaría.


Hizo también uso de la palabra el embajador Martín Irigoyen, quien destacó la trascendencia de Andrés de Urdaneta en las relaciones comerciales entre Asia, América y España, así como las cualidades personales de este vasco universal. A continuación la diplomática peruana Ana Savaraín de Graf ofreció un concierto de clavecín, muy aplaudido por los concurrentes. Cabe destacar la asistencia al acto, en el que participaron embajadores del servicio diplomático peruano, el Embajador de España, destacados intelectuales, residentes vascos, socios de Euskaletxea de Lima. Al finalizar el acto se sirvió un pisco de honor y se degustaron quesos de Idiazabal y vinos de Rioja Alavesa.
De vuelta a Lima

Durante su estancia el alcalde de Ordizia tuvo oportunidad de entrevistarse hasta en dos oportunidades con el Vicepresidente del Perú, Luis Giampietri, y con otras autoridades, entre ellas la Ministra de Comercio del Perú, Mercedes Aráoz, y empresarios peruanos. El máximo edil ordiziarra señaló la repercusión que tuvieron los actos llevados a cabo en Perú. 'La televisión peruana nos ofreció un espacio de diez minutos en su programa de mayor audiencia. Otros muchos medios han seguido las dos jornadas y volverán a hacerlo el próximo fin de semana, durante la clausura de la cumbre de la APEC', explica.


Precisamente, el alcalde de Ordizia volverá este próximo fin de semana a Lima para asistir al homenaje a Urdaneta que tendrá lugar durante la clausura de la cumbre del APEC, foro que reúne estos días a los presidentes de los 21 países más poderosos del entorno del Pacífico. El presidente de México Felipe Calderón entregará a la presidente de Filipinas Gloria Macapagal la réplica de la nao con la que Urdaneta culminó el tornaviaje entre Filipinas y México en 1565.

 



Poeta chileno César Gatica publica libro


Se titula Poemario elemental. Está prologado por el vate peruano Arturo Corcuera.

César Gatica es un poeta y diplomático chileno afincado en nuestro país. Acaba de publicar su libro Poemario elemental con el sello editorial Noceda.

El poemario, prologado por el poeta peruano Arturo Corcuera, reúne una serie de textos en el que el vate decanta sus pensamientos poéticos, que se originan, unos, en la reflexión de textos de poetas clásicos y, otros, los que devienen de la experiencia vital.

Escritos con natural, los versos de Gatica rozan a veces la nostalgia del terruño, lo existencial, el paraíso perdido de la infancia y también los sentimientos más personales.

Corcuera subraya en el prólogo lo siguiente: "El poema de la muerte" es interesante. Me gustó de modo especial: "Entraré en tus tétricos cortijos/ La verdad casi sin sustos/ Con el mejor de los rictus/ Que permita mi triste rostro".
También anota estos versos de amor: "Tu sabia, tu clorofila/ Entraron en mi cuerpo/ Se incorporaron en mis huesos, en mi carne".

Arantzazuko Andre Maria Potosi Hirian


Acaba de llegar a mis manos un interesantísimo relato titulado:
“Nuestra Señora de Aranzazu en Potosí – Arantzazuko Andre María Potosiko Hirian”, escrito por mi condiscípulo José Miguel Esnaola.

Sinceramente, todo emigrante vasco debiera leerlo, siendo de mucho interés conocer los primeros pasos de los que nos antecedieron en la emigración vascongada, dando origen a una Hermandad de la Nación Bascongada ejemplar, a finales del siglo XVI, como se constata por el libro de Inventarios del año 1590, en la Villa Imperial de Potosí.

Es, sin duda, la primera Euskaletxea en el mundo, con unas Constituciones detalladas y precisas de sus quehaceres, que servirían de guía y modelo para la Hermandad Bascongada de Nuestra Señora de Aranzazu fundada en Lima en 1612 y en Arequipa en 1660.

Recomendamos a todas las Euskaletxeak, como un libro infaltable en sus bibliotecas.

Jon Guarrotxena.

Un hombre fuera de serie


Me encontraba de viaje, y cuando regresé después de dos meses, me encontré con la ingrata nueva del deceso de mi buen amigo Pedro Aramburu. Sentí mucho no haber estado en los últimos momentos acompañándolo, tanto a él como a su entrañable esposa (mi Hada Madrina Jayone), e hijos.
¿Qué se puede decir para describir la pena? Quizá se pueda mitigar un poco recordándolo, no como se encontraba últimamente, sino cómo era hace unos años. No me convence el decir resignado de que ahora ya descansa en paz. Uno se aferra a la vida con uñas y dientes y la expresión de que mientras hay vida hay esperanzas, para mí continua vigente.

Estoy seguro que consciente o inconsciente, el tenerlo con un hálito de vida era seguir teniendo al Hombre en casa. Al Hombre, con mayúscula, porque sólo puede ser hombre quien no lo es, el adolescente, por ejemplo, o el vanidoso. Quien es verdaderamente hombre se preocupa por aparentarlo. Hay que apresurarse a desembarazarse de lo que se teme perder. El mismo miedo es un signo de la consecuencia de lo que se teme perder. La “vida” que puede perderse no es la VIDA. Ni la existencia que “puede” perderse es verdadera existencia. Renunciar a todo por amor (que es más fuerte que la muerte) es una nimiedad para quien verdaderamente ama. El verdadero ascetismo comienza con la supresión del miedo a perder lo que puede ser perdido. El asceta no tiene miedo.

Lo quiero recordar lleno de vitalidad, de alegría de vivir, noble como pocos, capacidad inagotable de amar, inteligencia creadora, profesional de éxito, nobleza y lealtad, generoso, humano, compenetrado con los más altos valores. Tenacidad inquebrantable.
Conversador, siempre entretenido, humor originalísimo, diferente y contagioso. Las palabras “vanidad” y “jactancia” no estaban en su diccionario personal. Era original, hasta la manera de sonreír dulcemente cuando hablaba con humor.

Adónde y cómo lo conocí, se me escapa del recuerdo, entre las esfumadas nieblas de tiempos pasados. Pero lo recuerdo desde hace muchos años. Delgado, mirada vivaz y penetrante. Ya tenía una personalidad fuera de lo común, que fue evolucionando a través de los años hasta que llegó a ser lo que quiso ser: triunfó como empresario y se casó con la mujer de su vida.
Como persona fue Presidente de nuestra “Euskal Etxea”, actuando siempre en defensa de los intereses de ella.

Fui, desde hace mucho tiempo, amigo de la pareja. Pero hubo un momento que llegamos a ser íntimos. Surgió entre nosotros, ese tipo de intimidad en que se puede hablar de todo, cuando mi situación económica fue inestable, volcándose ellos en mi ayuda desinteresadamente. Ahí comenzó cuando un día descubrimos que coincidíamos en nuestro concepto de amistad.
Éramos humanistas y no comprendíamos como era posible que hubiera gente cuya única vocación fuera el poder por el poder y el enriquecimiento sin límites. La amistad se reforzó cuando descubrimos que amábamos el buen vino y la buena comida.

Algunas veces iba a comer a su casa y apenas llegaba escogíamos un buen vino. Pero, a veces, la conversación era tan interesante que sin darnos cuenta, ya se había pasado la hora de beber. Otras veces la discusión sobre cuestiones económica era tan apasionada que el tiempo parecía detenerse. Para mí, Pedro no ha muerto. Sigue vivo en mi memoria y en mi corazón, en el de su esposa y en el de sus hijos. Fue un marido ejemplar y un padre que no tuvo sino un defecto. El mismo defecto que tuvo mi padre: hacerse amar demasiado por sus hijos y amigos.

José Luis López Marcos.

Un simple corte de pelo... en Madrid


En mi último viaje a España, dos días antes de regresar a Lima y estando ya en Madrid, una mañana, al afeitarme noté en el espejo que un triste mechón de cabellos plateados caía sobre mí frente a manera de rizo; al pasarle el peine quedé como un ligero ventarrón al mejor estilo de Don Miguel A veces Gemía (o Aceves Mejía, algo así era el mariachi), así que antes de que la cosa empeorara y empezara a parecerme a la Tongolele, decidí hacerme un simple corte de cabello, aquí en Madrid, para llegar un poco decentemente a Lima.

Lo primero que hice fue entrevistar a los empleados del hotel y preguntarles dónde se cortaban el pelo, y me di el trabajo de apuntar bien las direcciones para no caer nunca en esos terribles centros experimentales peluqueriles en donde asesinos de la tijera han dejado a la mayoría de mis conocidos como muñecos de tren fantasma de alguna feria, ese que se avería y lo empuja un grupo de gente más aterradora que los propios muñecos.

Al día siguiente caminé unas veinte calles buscando un sitio decente y barato, en las direcciones que había apuntado, donde pudieran desrizarme, y así me puse a husmear dentro de varios antros “coiffures” unisexes donde mal habladas matronas y estilistas de sexo equivocado -posibles cero positivo- blandían con impunidad elementos punzo cortantes y accesorios espeluznantes de apariencia sadomasoquista. En una de estas peluquerías tiene que haberse inspirado El Gran Combo de Puerto Rico para poner la salsa “Yo soy el barbero loco...”

Luego de esta sorpresivamente extraña investigación, logré ubicar un local de mediano tamaño, en toda una esquina, de apariencia sobria y varonil, con aspecto de peluquería de las de antes, cuyo letrero rezaba: “Barber Shop”. No había más ad hot por el momento...
Ingresé con paso firme y seguro... para recular de inmediato al toparme con media docena de especimenes de esos que llaman “metrosexuales”, algo así como Silvestre Stallones pero con las trencitas de Pinnina y las cejas de Elizabeth Taylor... No pueden imaginar mi consternación ipso facto.

Se acercó atentamente un boricua (puertorriqueño) llamado Chez, joven estilista, sospechosamente flaco y demasiado amable para mi gusto, tanto que parecía una calavera coqueta recién sacada de su cripta.

Me invitó a tomar asiento en un sillón profesional a lo cual accedí sin poder evitar un ligero temblor en mis rodillas. Chez vestía como casi todos los muchachos de por aquí, es decir, con polos y camisas cuatro o cinco tallas más grandes que su deficitario cuerpo (a la mayoría los polos les cubren las rodillas). Me señaló a varios de sus clientes que estaban en plena tertulia y fue allí cuando lo miré fijamente a los ojos y le dije, con la mayor diplomacia que me fue posible, que si me dejaba como cualquiera de aquellos fallidos experimentos androgénicos, le iba a regalar media hora de patadas ahí por donde, al parecer, se divierte.

Luego de cerciorarme que había captado bien el mensaje, le dije que me cortara el pelo como Mel Gibson. Chez me contestó, haciendo uso de neurona más saludable, que Mel Gibson no era peluquero sino artista de cine... así que ya empezamos a comunicarnos en ese nivel de ondas cerebrales Gamma, que entienden cuando les da la gamma, y no tuve más opción que dejar mi delicada cabellera en sus tatuadas manos, confiado en su inspiración profesional.

Cuando me percaté que dicha inspiración andaba por caminos entre el rococó barroco y las máscaras de la Tragedia y la Comedia, y antes de quedar como un Pedro Picapiedra gay, preferí asegurar la cosa y le pedí que me hiciera un corte militar, pero sin surcos en forma de zetas, ni canales africanos, ni peladas a lo “Mister T”, como es por aquí la usanza de la mayoría de sus clientes color teléfono antiguo de bakelita.

Parece que le molestó la cosa, no sólo por el fuerte aleteo de sus pestañas azules sino porque me dejó como Steve Mc Queen pero en la película “Papillon” justo cuando salía del pantano de la prisión de Cayena, mojado y perseguido por un cocodrilo...

Al reclamarle me dijo muy seguro de sí mismo que el corte estaba “regio”, lo que estaba torcido era mi rostro... Pensé que quizás tenía razón, después de tantas muecas que tengo que hacer a diario para que estos atorrantes de madrileños con su hablar “castizo”, entiendan mi elegante español.
Salí a la calle sin mirar atrás y poniendo cara de malevo, para que nadie se me prenda, pero me parece que aquí todo el mundo andaba como le daba la gana y que a casi nadie le importa nada; además la mayoría estaba peor que yo, lo cual me obliga a darle la razón a aquel que decía que Spielberg y Lukas no tienen mucha imaginación, sólo se suben al Metro de Madrid y allí encuentran a todos sus personajes...

Acá, en Madrid, la moda se polariza entre unos peinados trenzados a lo Bob Marley (seguramente con los 7 piojos que le encontraron en la autopsia) y unas cabezas rapadas, no sé si con run-run o con máquina de pelar naranjas o quizá con algún objeto de tortura nazi.

Contra todos los pronósticos mi corte le pareció adecuado al elemento femenino y nadie se atrevió a burlarse, pero he tenido que dejar de usar mi camiseta blanca para que no me sigan preguntando si compartí la celda con el Dr. Hannibal Lecter...

José Luis López Marcos.